viernes, 27 de marzo de 2015

#gastrorecomendaciones ¡los castizos!

Siempre hablando de platos finos y buscando nuevas tendencias cuando lo mejor de lo mejor lo tengo delante de mis narices. Una buena tortilla de patata, los callos, el típico bocadillo de calamares aquí en Madrid, y como no (porque es época), ¡las famosas torrijas! Todo esto no necesita presentaciones ni reducciones de Pedro Ximenez, ¡y menos una hoja de menta!




No señores, nos podemos despistar de los castizos. Nos hemos dejado encandilar por los ceviches, los tartares y las burratas y parece que hemos dejado de lado lo tradicional, los que se llevan ganando el aplauso del público año tras año (por no hablar de generaciones).
La semana pasada fuimos a un sitio a tomar una copa, La Verbena, y no pude por menos que pedirme un bocadillo de calamares, ¡no me podía creer que existiese semejante plato en ese bar! Pues en efecto, y encima muy bueno. Ahora que llega la Semana Santa apuesta por esos ingredientes de toda la vida, los dulces tan típicos y esos platos hechos a fuego lento, y dale un respiro a los tatakis y teriyakis.

martes, 24 de marzo de 2015

Triciclo, juguemos a las cocinitas

Esas cosas que oyes en diferentes conversaciones, "ha sido el restaurante más innovador del 2014" o "son los que han abierto Tándem" o "el rollito vintage mola y las tapas también molan mucho"...bien, pues hay que ir a comprobar esas cosas y a decir si lo que allí se cuece, "mola" o "no mola".

Os doy mi opinión va, a mi me ha gustado mucho. Prueba de ello son los 12 platos que nos pedimos Juan y yo. Sí, entre 2 personas, pero muchos de ellos eran medias o tercios de ración, eso sí, ¡nos pusimos las botas!




Mesas tocineras de las que me vuelven loco, de esas de madera maciza (si alguien sabe donde puedo conseguir una que se ponga en contacto conmigo por favor). Sillas y ambiente descuidado muy del rollo "my grandma meets the city". Un aperitivo a base de crema de espinacas para ir abriendo boca.




Empezamos con unos rollitos con una costra crujiente rellenos de carne y con brotes de soja. Lo mejor de todo la salsa porque tenía un punto ácido a limón que me volvió loco.




Ceviche de corvina con fruta y una cosa que me encantó, maiz tostado (pero no hecha palomita). Un plato muy fresco perfecto para el verano, si si, para hacer en casa. Ojo al dato al plato, me parece precioso el rollito cerámica.




Este plato me recordó a una aguadilla en el mar pero en el buen sentido. Lo llamaban menestra y quizás es lo más raro. Está hecho a base de algas (mucha variedad), plantas marinas y moluscos, y todo en escabeche japonés, quizás lo más complicado...no me entusiasmo el caldillo mucho.




Por cierto, la cena regada con Pétalos, un vino tinto del Bierzo muy suave.




Alcachofas, vieiras, foie y trufa. Un plato que era sinfonía para la boca, ¡muy buena combinación de ingredientes! El aroma que aporta la trufa siempre es bien en su justa medida.
¿He dicho sinfonía? Madre mía lo que hace dejar de comer bocadillos de chorizo...




Sopas de ajo a su manera, y por qué no, ¡muy buena manera! Su pan frito, su yema de huevo y el jugo aparte. Muy muy sabroso, caldo de los de la abuela, hechos a fuego lento y con mimo. Señores, la sal Maldon es siempre un plus, ¡arregla alegra cualquier plato!




Me quedé con las ganas de probar el tuétano en Punto MX, por lo que aquí no podía fallar. Una buena tosta con pan crujiente con el tuétano, el punto verde venía por parte de las hierbas, alguna creo recordar que era menta, y por encima trufa.




Interpretación del steak tartar con muchas huevas y huevos. También en formato tosta. Puntazo lo de las huevas para la explosión de sabor en la boca, ¡bravo!




Raviolis de txangurro con pisto y pesto. Mezcla de salsas y perfecta masa la de los raviolis, jugoso al 100% incluso la rúcula le daba ese toque amargo.




Verduras, verduras y más verduras como base. Verduras de invierno coronadas con un pedazo de foie ahumado con pimienta molida y un toque de sal, sal gorda. Perfecto para untar sobre pan.




Fuera de carta también había algún plato como este, rape con pseudo-puré de patata y con espárragos trigueros, que le dan el toque crujiente. La sopa muy lograda, sinceramente los jugos los tienen muy bien pillados, como en StreetXo.




Pluma ibérica con base de quinoa. Chute de proteínas tanto para carnívoros como veganos. No sé si la costra de fuera viene por una especie de salsa teriyaki pero era imprescindible para ser un plato redondo.




Y para acabar el festín, crema catalana con la costra perfectamente quebradiza.

Atención buena y de precio 75€ persona pero porque nos comimos a dios por un pie (vino y copa incluida). Puedes salir perfectamente por 30/40€ persona. El ambiente joven y de gente curiosa por la gastronomía.

Situado en C/ Santa María 28, Madrid

Consejo nutricional: Las algas y plantas marinas cada vez se va viendo más en carta y en muchas casas. Fuente importante de proteinas para todos aquellos que no comen carne y buena fuente también de minerales. ¿Por qué no empezarlas a incluir en nuestras ensaladas de verano?

viernes, 20 de marzo de 2015

El faro de El Puerto (El Puerto de Santa María)

Este fin de semana pasado, hice la maleta y me bajé a la zona de Cádiz, que aquí en Madrid se empezó a estropear el tiempo y yo ya había guardado los jerseys y me había quitado los calcetines, aunque con la semana que ha hecho, me ha tocado rescatarlos de nuevo...




La verdad que es un placer desconectar aunque sea un par de días. Llegas y entre el calorcito y que es viernes, las preocupaciones desaparecen y yo digo "sí a todo".
Tras ver a los chinchinos y dejar la maleta en la habitación, nos pusimos rumbo a El faro de El Puerto, un restaurante emblemático del lugar con solera, con unas mesas perfectamente vestidas y un pseudo-olivo en la mitad de la sala, ¡alucinante!




Y ya que estamos en Cádiz, ¡tortillitas de camarón! Perfectamente fritas y crujientes, como debe ser. Antes de que se me olvide, me llamó muchísimo la atención, que en la carta muchos platos apareciesen con punto naranja o verde según fuese para celiacos o vegetarianos, ¡bravos por vosotros!




Continuamos con ensalada de sardinas y anguila ahumada sobre manzana, rábano picante y apio, un buen surtido de verduras diferentes más allá de la rúcula y los canónigos.
Por otro lado, cebiche (o ceviche, da igual como lo digáis escribáis) de calamares con algas. Textura en boca muy firme y sabrosa, y puntazo por los cherrys.




Taquitos de corvina fritos en tempura con salsa tártara. Sabroso, y mira que estuve buscando el cazón (típico también del sur), pero optamos por este plato y triunfamos, ¡incluso por la salsa, de la que no soy muy amigo!




Y para finalizar, daditos de atún de Almadraba (espectacular) salteado con sal de sésamo (bien) sobre verduritas al dente y alga wakame. Me pareció un platazo, con variedad de texturas y sabores, yo quizás le hubiese puesto mango para relajar tanto potencial, pero vamos, que me encantó.

La atención una maravilla, camareros y maîtres de toda la vida, bajo la batuta de Fernando Córdoba (por cierto, encantado de conocerte maestro) y de precio aproximadamente 30€ cabeza.

Situado en Ctra Fuentebravía km 0,5 Puerto de Santa María (Cádiz)

Consejo nutricional: La fritura o los rebozados es una forma de cocinado que puede que guarde las propiedades del alimento, pero realmente nos aporta muchas calorías por lo que es conveniente tomarlo de vez en cuando.




Foto para el recuerdo, de la terraza de los chinchinos, mi familia. Nos vemos muy pronto, además me veo en la necesidad de hacer desayunos y comidas cada poco tiempo, con esa pantalla de televisión llamada mar.

martes, 17 de marzo de 2015

"Somos seres humanos, comemos de todo" EL PAÍS

Mira que me lo han preguntado veces, pero la gente aún así escucha la palabra nutricionista y ya se piensan que me alimento de quinoa, rábano y bebidas vegetales. Hace más de un año, escribí un artículo titulado "los nutricionistas también pecamos", porque a pesar de saber lo que es más conveniente comer, al final comemos de todo, va en los gustos de la persona.
Aún así en mi caso intento llevar una dieta variada, moderada y equilibrada acompañada de un estilo de vida activo y saludable, pero vamos ¡que como de todo!




Este sábado pasado en El País (concretamente en la revista Buena Vida), salió una entrevista/reportaje sobre "que come un nutricionista en 48 horas", es decir, que comí yo en 2 días de mi vida. Concretamente fué un viernes y un sábado de hace un mes más o menos, y os puedo prometer que es completamente real. Pincha aquí para leer el artículo.
Mira que he escrito artículos en periódicos como ABC o El Mundo, incluso en revistas y también participar en TVE, pero nunca una colaboración tan diferente como la que he hecho en El País, en una de las revistas más interesantes de contenido y visuales por la facilidad a la hora de leer, ¡felicidades Buena Vida!