martes, 16 de septiembre de 2014

Marieta, lo industrial vuelve a casa

Ha sido el boom del verano junto con el Cuartel de Conde Duque en lo que a gastronomía y a #dejarsever se refiere, y es que este espacio de comidas con aires neoyorkinos y de camilla de la abuela por lo acogedor que es, se sortea como un "to do" de este otoño si no has ido todavía.




Quizás no es bueno empezar poniendo fotos de papel higiénico por encima de una mesa, pero es que el cuarto de baño aseo de Marieta tiene mucho encanta, rollo y es acogedor.




Sentados a la mesa, pedimos unas berenjenas, miel de caña y hummus. Muy visto lo de la miel pero puntazo por lo del hummus, ¡bravo por unir las verduras con las legumbres! Estaba bastante buenas, y muy tiernas.

La cubitera del vino blanco en forma de bolsa transparente me parece muy graciosa. Ya me han dicho que se pone mucho por ciertos sitios, pero yo no soy de restaurantes de #dejarsever así que, ¡déjenme que me sorprenda!




Continuamos con un huevo poché, parmentier de patata y trufa negra. A mi con estas cosas si que me enamoran. Muy parecido al potito de La Gabinoteca, es una explosión de sabor en la boca de diferentes texturas y sobre todo aromas.




Para rematar con los salados, steak tartar con huevo de codorniz y tartar de atún con aguacate y brotes acompañados ambos de unos panes muy saborizados para mi gusto pero novedosos cuanto menos. Me quedo con el steak tartar.




De postre coulant de chocolate, corazón blanco y nutella...bastante bueno y el formato minisartén más todavía, ¿será tendencia? #foodhunter.

La atención de 10, muy correctos, atentos y sin ningún problema. Quizás haya problema a la hora de reservar, pero al ir en un día entre semana no tuvimos problema. De precio en torno a 25€ cabeza con vino, bastante bien. Fuimos 3.

Situado en Paseo de la Castellana 44, Madrid

Consejo nutricional: La trufa al ser un hongo, contiene muchas vitaminas del grupo B, al igual que potasio y fósforo. Importante acompañar con alimentos no tan potentes en sabor, porque lo que le hará al plato es aromatizarlo. Puedes encontrar aceites de trufa en una versión más económica.

martes, 9 de septiembre de 2014

StreetXo, #nolimits

Hace un mes, concretamente antes de arrancar mis vacaciones, Juan y yo nos fuimos hasta StreetXo, ese sitio del que todo el mundo ha hablado, y ese sitio el cual no te puedes perder (según algunos, varias veces). Llegas allí y por las formas de los cocineros no sabes si has llegado a la zona de skate de El Corte Inglés o un espacio neoyorkino de grafittis sino es por la perplejidad de los clientes atentos al espectáculo entre fogones.




Sabes que si vas al restaurante "asequible" de Dabiz, te vas a encontrar de todo menos normalidad. No es una cocina casera, es una cocina de fusión, una cocina diferente, una cocina sin límites.
Situado en la planta novena de El Corte Inglés de Callao, se abre un espacio de cocina, canalla, provocativo y con muchísima actividad.




Como novatos, lo mejor es que nos guíen. Sandwich club al vapor, compuesto de ricota, huevo frito de codorniz y sichimi-togarashi, o el pimentón asiático. El pan, el huevo...todo lo vale, pero a pesar de ser el favorito de muchos, para mi no está en el top 3.




Causa crujiente de sardinas a la llama con lenguas de pato en escabeche de 5 especies y azúcar muscovado. Este bocado estaba espectacular, por el crujiente, por el ahumado y por la jugosidad.




Tataki a la brasa de pez mantequilla, barbacoa china y ensalada de anisados y yuzu. El pez mantequilla es ese pescado azul con alma de blanco y una textura excelente, suave y que necesita caña, de ahí la salsa barbacoa que va a la perfección de sabor, y la ensalada (rollo escarola) para la textura.




"Chilli crab", pimentón, chipotles, palo cortado y mantou. Este plato es un espectáculo en sí. Es el marisco del SXXI, comer con las manos, coger la cabeza de la nécora y empezar a absorber, a hacer barcos en la salsa, a disfrutar el picanta como te sube por la nariz y las gotas de la salsa te recorren toda la mano, ¡esto si que es un espectáculo!




Buena atención porque ejercen como profesores, explican lo que comes, como lo comes y casi casi las sensaciones que vas a tener. De precio en torno a 50€, agradecérselo a Juanito por la invitación. StreetXo puede considerarse de la misma familia que Nakeima, también muy recomendable.

Situado en El Corte Inglés de Callao, Plaza de Callao s/n, planta 9, Madrid

Consejo nutricional: El pez mantequilla es un pescado azul con las características del blanco. Complicado de encontrar y que no te lo cambien por palometa o bacalao negro...todo es posible. Pescado muy usado en comida japonesa.

viernes, 5 de septiembre de 2014

#GastrOutfit ¡verde que te quiero verde!

El verano me ha sentado bien, para que os voy a engañar. Pensar en el blog, en las redes sociales y llegar a la conclusión de que lo que os cuente tiene que ser útil y ameno, que para penas ya están las noticias y las películas de drama.
Lo que más pega hoy en día son los blogs de moda, esas chicas monas que sacan sus looks o los outfit del día, conjuntadas y con los bolsos de temporada...¿y yo qué puedo hacer? Pues crear los #GastrOutfit, algo así como los looks de la comida, y no me refiero al producto final como una ensalada de pasta, sino el principio, los ingredientes, la combinación de los mismos y como pegan de bien.




Ensalada de rúcula y espinacas con mozzarella y un chorrito de aceite de oliva:

- Rúcula: Buen antioxidante y anticancerígeno. Contenido alto en vitamina A, y ayuda a mejorar la digestión.
- Espinaca: Alto contenido en proteinas y fibra. Gran aporte de vitaminas y grasas omega 3.
- Mozzarella: Presenta una gran cantidad de calcio, por lo tanto bueno para los huesos. Buen aporte de fósforo.
- AOVE: Es antioxidante, un alimento cardiosaludable, calórico pero en su mayoría de grasas insaturadas (las buenas), y el aceite que más vitamina K contiene.


lunes, 1 de septiembre de 2014

Comiendo Se Entiende La Gente, "¡se sienten, coño!"

Este verano, tuve la oportunidad de comer "en la casa de todos", en el Congreso de los Diputados, un lugar del que hemos oido hablar más que La Macarena, y que guarda mucha historia detrás, pero como a mi lo que me importa es el tema de la comida, siempre me ha gustado saber, ¿qué come un diputado?, ¿y la señora de la limpieza del congreso? Y no vamos a engañarnos, ¿cuánto vale comer allí?




Quedé con mi amigo y diputado Ildefonso y con mi amigo José Miguel del Ministerio de Agricultura para comer allí. Perdonadme pero yo iba realmente ilusionado, no sé si serán los leones de la entrada o toda la pompa que rodea a ese histórico lugar, pero yo me sentía un afortunado.




El sitio por dentro es acogedor (no es inmensamente grande), ostentoso pero con elegancia, ¡vivan los dorados pero para un rato! Relojes, lámparas, sillerías...mis jóvenes ojos se distraían por cada pasillo que pasábamos.




Y curiosamente llegamos a una sala donde sí, los diputados trabajan, mucho más austera, funcional y como en todos los sitios, con sus termos de café o té, porque un diputado tiene que estar bien hidratado desde primera hora de la mañana y más en verano.




Ni corto ni perezoso me subí al atril del congreso encarnando lo poco de político que llevo dentro. Ver todo el hemiciclo desde esa perspectiva es una maravilla, imaginártelo lleno de gente, en plena actividad...menos mal que el atril tiene un cronómetro que me recordó que mi tiempo se había acabado, ¡hora de comer!




Subimos al restaurante donde todo hijo de vecino/ministro/presidente/cartero coge su bandeja y empieza a hacer el paseillo. He de comentar que unas grandes pantallas visten la entrada al restaurante informando al cliente sobre el menú, los nutrientes, los productos energéticos o las materias primas. Sinceramente Eurest tiene muy buenos PowerPoints. En mi caso comí un salmorejo bastante bueno, pavo con verduras y patatas, muy correcto también aunque quizás la salsa me fallaba. Sandía de postre. Total del convite 9€ por cabeza. Agradecer a Ilde la oportunidad de haber comido en la casa de todos, ojalá que en algún momento de vuestras vidas podáis hacerlo, es vuestro también.