lunes, 28 de julio de 2014

Il Tavolo Verde, la anti-dualidad de un Organic Café

En los tiempos que corren, volvemos a los orígenes. Sí, llámalo crisis, llámalo moda o llámalo necesidad, pero es verdad que una estantería antigua a medio restaurar o la vajilla "discreta" de la tía abuela de tu madre es algo que vende mucho y que queda bien. Es curioso ir a un restaurante donde no hay 2 sillas iguales o la pintura de la mesa está saltada, pero tenemos que aceptarlo, ¡se lleva el desaliño estudiado!




Hace una semana fuí con mi compañera Anita a comer allí. Habíamos estado una tarde merendando una tarta de zanahoria (la favorita de Capel) y en mi caso una quiche de tomates cherrys bastante buena y bastante cara...pero queríamos probar el menú, ya que allí no tienen carta. Van haciendo más o menos lo que tienen, una técnica que me parece muy inteligente a la par que sorprendente, ¡nunca sabes lo que te vas a encontrar hasta que te sientas!




En mi caso me pedí una ensalada de pasta que iba acompañada de rúcula, canónigos, berenjenas, queso fresco y alcaparras, ¡puntazo por las alcaparras! Le dan ese punto de fuerte sabor que necesita la ensalada. Un plato apetecible y sabroso para este calor en Madrid.




El entorno me encanta, me parece acogedor, y un sitio inspirador donde coger ideas. La atención maravillosa. Son un matrimonio joven, viajados y con mucha vida. Referente al precio en torno a 16€ cada uno, sinceramente me pareció pelín caro para unas ensaladas. Yo al tema precio le daría otra vuelta...

Situado en C/Villalar 6, Madrid

Consejo nutricional: Las alcaparras será el aperitivo o acompañamiento que se volverá a poner de moda, si alguna vez lo estuvo. Buen aporte de hierro, sodio entre otros minerales. No necesita cocinado por lo que conserva sus propiedades nutricionales.

lunes, 30 de junio de 2014

Goiko Grill, cuartos de final

Estamos en época de fútbol, y aunque los nuestros la hayan liado muy parta (seamos realistas), no hay que olvidar lo felices que nos hicieron, y que ¡oye, el mundial sigue!
Juntarte con tus colegas, beber cerveza, ¿y de comer? Algo rápido que no requiera el uso de platos a ser posible, siempre y cuando tu amigo de turno no te haya cebado con aceitunas y frutos secos en los previos...




Pues los de Goiko Grill, se han liado la manta a la cabeza y han sacado las hamburguesas del mundial, con su hamburguesa italiana (no lleva espaguetis, os lo aseguro), la argentina o la francesa, para mi la mejor, con su foie y con su savoir faire que se gastan los gabachos (con perdón). Hacer mención especial a su limonada con un secreto muy visible, la hierbabuena, quizás una de las limonadas mejores que he probado en años. A qué esperas a probarlas, ¡que ya estamos en cuartos!

viernes, 27 de junio de 2014

#gastrorecomendaciones Coffee break, ¿oficina o bar?

Una de las rutinas más saludables especialmente a nivel mental para los trabajadores de cualquier empresa es la pausa del desayuno o el comúnmente denominado coffee break.
Gracias a este descanso de entre 10 y 20 minutos, el cuerpo desconecta del trabajo, se oxigena el cerebro, y se vuelve tras la pausa con energías renovadas y una mayor creatividad y energía. 
Y aquí viene la pregunta del millón entre muchos trabajadores. ¿Preferimos el coffee break alrededor de las máquinas de café de la empresa o bien salir a la calle y sentarnos en la terraza del bar de la esquina?




Hay empresas donde las salas de descanso son grandes y están especialmente preparadas para que sus empleados puedan acudir a la máquina de café y, además, sentarse a charlar con sus compañeros durante el descanso.
Por otra parte, empresas más modestas seguramente sí dispongan de una máquina de café en la empresa, pero no tengan por el contrario un espacio adaptado a esas necesidades, por lo que en ocasiones puede darse el caso de que los empleados deban llevarse el café a su espacio de trabajo. En esta situación, el coffee break deja de serlo, y todos los efectos positivos que tiene se desvanecen. Es por ello que a menudo en este tipo de empresas los trabajadores optan por bajar al bar y socializarse con sus compañeros y aprovechar para tomarse ese café que tan bien sienta.
Resumiendo, ¿oficina o bar?

Roger Llorens

martes, 24 de junio de 2014

Bocadillo de jamón y champán, #foodhunter

Está claro que hace unos años comer un bocadillo de jamón, o un trozo de empanada, ¡o un bocadillo de chorizo! estaba un poco mal visto, como que eras de pueblo y perdías encanto. En este caso yo siempre he sido de pueblo porque he ido con mis bocadillos hasta cualquier aduana que he podido, es lo que tiene ser de Zamora (el embutido es nuestro punto fuerte), pero parece ser que cada vez es más habitual ver por las céntricas calles comerciales a chicas comiendo un bocadillo de jamón con su Loewe colgando del brazo...si ya lo dijo Enrique por el 2008, "volveremos a los orígenes".




Pues bien, aparte de la multitud de tiendas de bocadillos de jamón como puede ser Viandas de Salamanca entre otras, llega a Madrid un concepto que puede unificar eso, tradición y moda, bocadillo y chica mona, jamón y champán.
Madera, canecos y latón, que recuerdan a las bodegas de las casas de los pueblos, muy del rollo La Granja Rural Food, pero más "minimalista" o de estética más limpia.




Allí tampoco hace falta estrujarse el coco en qué pedir. 6 clases de bocadillo de jamón (con pimientos, con tomate...) y champán. Yo os recomendaría una copa de salmorejo aparte.
No nos han descubierto nada, estoy de acuerdo, pero nadie lo había hecho antes así que ¡bravo!
La atención correcta y el precio no llega a 15€ todo.

Situado en Fernando VI 21, Madrid

Consejo nutricional: El formato bocadillo reune 2 cosas imprescindibles que pocos platos tienen, comodidad, ya que te lo puedes comer allí donde vayas de una forma cómoda, y unión. Unión de distintos alimentos en un único formato.