martes, 27 de enero de 2015

A solaina, Galiza Calidade

Antes de continuar leyendo, te digo que te ates los machos porque vas a sufrir muy mucho con las fotos...sólo hace falta que salga un olorcillo por el disco duro para que mueras del hambre. Y es que no es por nada, pero el iPhone6 hace muy buenas fotos, no esperaba menos, que voy a estar 2 años pagándolo...¡ay mi madre!







Hace un par de semanas fui a A Solaina, un espacio gallego de buenísima cocina con algún toque entre rural y rococó en la decoración que casan la mar de bien, vamos que este mueble me vendría de perlas en la GastroHouse.




Empezamos con unos aperitivos a base de una crema de marisco si no recuerdo mal, un chupito calentito que entona el cuerpo con este frío.




Mira que yo soy un gastrohunter de las alcachofas en diferentes modalidades. En tortilla, a la parrilla...y en este caso con gamba blanca que estaban deliciosas. Que tiembre las alcachofas de la Bodega de Ardosa.




Aquí puede caer una lágrima, y es que comer unas buenas navajas en un buen gallego, sólo es comparable a comerlas en el puerto de Panxón en Pontevedra. Deliciosas, con su ajito, echas a la brasa...¡me quedo con este plato!




Y también de la brasa, este gran tentáculo de pulpo. Prácticamente estaba crujiente por fuera por parte de las ventosas. Por favor, volved a observar la foto y disfrutad.




Aviso que yo no soy amante del bacalao, quizás porque de pequeño en Zamora había una tienda donde "apestaba" a bacalao salado y seco...tengo muy mal recuerdo de eso, pero cuando te presentan un lomo de bacalao a la brasa, sobre una cama de patatas panadera y brotes, pues sólo puedes decir, ¡que viva la brasa!




Y para rematar, una carrillera muy jugosa, aunque yo le hubiese quitado la salsa para disfrutar más de su sabor, el cual estaba muy bueno. Bien por las vacas gallegas, ¡bien!




Y de postre, ¡el festival del azúcar! Un poco de todo, tarta de queso, tarta de Santiago, ravioli, helado de vainilla...un bocado para compartir, y así probar de todo. Me quedo con la tarta de queso, creo que es su postre estrella.
La atención muy amable y atenta, un ambiente de gente con buen paladar y de precio en torno a los 50€ persona.

Situado en C/ de Sor Ángela de la Cruz 22, Madrid

Consejo nutricional: Las navajas aparte de tener un bajo contenido en grasas, son una buenísima fuente de minerales como el hierro y el sodio, y hacerlas a la plancha o a la brasa es una forma de cocinado óptima.

viernes, 23 de enero de 2015

#gastrorecomendaciones jurado de minichefs

La semana pasada tuve la suerte de ser jurado de un concurso de Chefs Junior en el Westin Palace de Madrid, un lugar con solera, un lugar clásico, confortable y con un estilo y clase exquisita. Hace años que fui a dormir allí con mis padres, a cenar al Ásia Gallery o a merendar varias veces bajo la majestuosa cúpula, siempre con un trato de 10, pero lo de esta vez era algo diferente, ser jurado y sentirme como en casa, como uno más de la familia del Westin Palace.




Las iniciativas del Palace por cuidarnos me parecen de lo más acertadas. Y si alguna de ellas cuenta con la enseñanza de los niños en el mundo de la alimentación me parece ya un ideón, ya que somos lo que comemos.
Fue un día magnífico, rodeado de 14 niños con ganas de aprender, tímidos, dicharacheros...había de todo, pero lo que más triunfaba eran las risas. Un jurado de la altura de Sara Cucala, periodista, escritora y socia de la librería A-Punto (apuntadlo porque es un concepto genial de gastronomía), el periodista Gonzalo y la gran institución de las recetas, la encantadora María Jesús Gil de Antuñano.
Un placer compartir mesa con el gran jurado, con el magnífico equipo del Westin y como no, ¡con esos pequeños cocineros!

lunes, 19 de enero de 2015

Canela Fina, ambiente cálido

Si lo que buscamos es un restaurante tranquilo, cómodo, tranquilo en el aspecto visual también, cálido, acogedor...si lo que queremos es disfrutar de buena comida tranquilamente, la opción que tenéis que tomar es Canela Fina. Nada de música, mucha luz y ninguna cosa que contamine ni el oido ni la vista.




Por dentro te encuentras un local perfectamente vestido con mesas blancas donde quizás algo de protagonismo lo toma una pared de rayas de colores.




Comenzamos comiendo unas migas, que aunque se deben y se tienen que comer con las manos, yo me contuve que sino que van a pensar los de alrededor de mi. Buenas migas, poco secas y muy jugosas.




Continuamos (todo para compartir) con unos tomates pelados y ventresca. Es una pena porque hice la foto antes de ponerle un bueno chorrito de aceite. El plato estaba muy conseguido, con su cebolleta que le da ese toque de alegría.





Pedimos steak tartar ya que tiene buena fama aquí. Después del espectáculo de Zalacaín, donde también nos la hicieron en el momento, el listón estaba muy alto.
Tras varias pruebas de intensidad de picor, optamos por el más alto y finalmente nos metimos entre pecho y espalda un buen steak tartar, perfectamente cortado.




Y procedente del mar, unos chipirones que vamos...¡que maravilla! Los suelen poner en formato de cuchara pero nos lo trajeron así porque quedaba más fotografiable, y ¡oye!, estaban muy buenos con el tomate. La salsa de 10.




De postre tarta de manzana y tarta de queso, estaban bien, pero le pongo un pero y es que el caramelo me estropea un poco el buen sabor de la tarta.
La atención muy correcta y rápida y de precio en torno a 20€, eso sí, tenéis un menú diario bastante bueno por 12€.

Situado en C/ Profesor Waksman 5, Madrid

Consejo nutricional: La tarta de manzana no deja de ser un postre contundente, pero lo de meter fruta en los postres es muy interesante ya que de esta manera no sólo aportamos azúcares, sino también vitaminas y minerales que contienen las diferentes frutas.

jueves, 15 de enero de 2015

Comiendo Se Entiende La Gente barre para casa

Cuando se puso Alejandro (el dueño de las tiendas Vieja Castilla) en contacto conmigo, me hizo mucha ilusión, ¡qué yo soy de Zamora! fue lo primero que le dije.
Todavía recuerdo esa tienda en plena calle Gravina metida en un rincón, pequeñita y con mucho encanto, repleta de cosas, de tarros, de productos de la tierra...no sé porqué mucha gente quiere tener un armario repleto de ropa, ¡si lo mejor es tener una buena despensa!




Álex tras estudiar en ICADE y algún master más, decidió embarcarse en esta aventura gastronómica apuntando fuerte por su tierra. Burgalés de nacimiento, madrileño de adopción como otros muchos, apuesta por los productos frescos, principalmente de la tierra, aunque siempre hace un guiño al resto de España porque otra cosa no, pero calidad en la península entera, y sí, por supuesto que incluyo a nuestros queridos vecinos los portugueses.




La tienda de la zona de Quevedo es más amplia, perfectamente organizada con lineales de aceite, conservas, legumbres, latería y como no, una gran pared repleta de vinos. ¿De mi tierra? Queso La Setera, garbanzos de Fuentesauco, queso Vicente Pastor...y me faltó algo de Aliste, y es que producto fresco (carnes) no suelen tener porque es más complicado.




Para la ocasión "encetamos" este magnífico queso azul, intenso de sabor y con un picor excelente. Te puedes llevar productos enteros, al corte, al peso o como quieras, no hace falta comprar al por mayor, y es que sino sabes qué comprar, ¿por qué no te apuntas un sábado a una cata? Se hace de diferentes productos, y se hará de más, os lo aseguro.
Os invito a que os acerquéis por un pedacito de mi tierra, ¡disfrutad!