viernes, 11 de abril de 2014

#gastrorecomendaciones ¡Doble, por favor!

El tema de repetir plato en una comida es una cosa que en España nos apasiona. Todavía recuerdo con apenas unos años y sentado en el taburete de casa de mis abuelos con los pies colgando, como ¡tripitía! el exquisito puré de mi abuela Eva, ¡una gran cocinera y mejor persona!

Pero bueno, ya no sólo de repetir vive el hombre, sino la ración doble se ha instaurado en nuestras casas como algo habitual...parece ser que en los últimos 20 años las porciones/raciones de comida se han multiplicado por 2 y eso quiere decir que nuestro peso o nuestros gordos también se multiplican por 2 y nuestra salud se divide entre 2.
Todos los alimentos han engordado, una porción de pan no es igual ahora que hace años, una magdalena, las patatas fritas o las bebidas no son igual ahora que antes. En los restaurantes convivimos con el menú L, XL...¿es necesario? ¿Es necesario small, tall...para un café? Es curioso porque en muchos restaurantes te sale más barato el menú cuanto más grande te lo pidas, ¿es necesario cebarnos? Crecen las raciones y también la dificultad de abrocharnos el cinturón del pantalón.




Recordáis eso de que una alimentación debe ser variada, MODERADA, y equilibrada ¿no? Moderada es la palabra clave. Moderada es comer en plato de postre y no en plato grande para engañar al ojo. Moderada es dejar la fuente de la comida en la cocina y no en nuestras narices. Moderada es comer patatas y llegar a cerrar (y no tirar) la bolsa.

Se multiplican las raciones, pero se gasta la mitad de energía. Ya nadie tiene que ir a sacar patatas al campo y a coger el tractor. Ya casi no quedan trabajos físicos más allá de los 10 dedos encima de un teclado. No multipliquemos las raciones y sí multipliquemos nuestra calidad de vida.

miércoles, 9 de abril de 2014

Nakeima, fusión-reacción-repercusión

En mi periplo por España, tuve la grandísima suerte de poder cenar un día en Nakeima. El nuevo it-restaurante de Madrid guarda sorpresas desde el principio, mejor dicho, desde antes de poner un pie en el local.




La manera de reservar bien puede levantar sospechas desde el minuto uno. Cuando llegué pensaba que se trataba de algo ilegal, de un local clandestino...papel en mano, Luis va tomando notas de los allí presentes una hora antes (como poco), aunque como bien dice él, "eso es un mito". Los comensales sólo pueden ser 20, y 8 de los cuales serán los afortunados que tendrán taburete. ¡Pero como ha cambiado Madrid!




Y unos pollos es la máxima exaltación de la decoración que he visto en un restaurante, ¿serán los nuevos jamones de los bares de toda la vida? #foodhunter




Esta barra tan deseada de Madrid (del Madrid de no postureo), te engancha por su misterio a la hora de reservar, por lo deseada y solicitada que está, y porque interactuas con los cocineros, los camareros y por supuesto con los comensales, ¡bienvenidos a la experiencia Nakeima! Espera un momento, que esto es un Dumpling bar señores, ¡qué estamos en Ásia!









¿Lo mejor? Ponerse en las manos de los allí presentes, nadie como ellos os podrá recomendar mejor. Lo más top que he probado puede ser el pez mantequilla, los niguiris (el de sepia, el carnívoro, o el de panceta, da igual), la brocheta de pollo, el bacalao (¡buah el bacalao!)...una base oriental con los pies en España y concretamente en lo castizo, no te extrañe probar unos callos en formato rollito algún día, allí la base es la fusión y olvidarte de burratas y cevichismos.
Prestar atención a las salsas, y preguntaros y afirmaros a vosotros mismos lo bien que casan con los alimentos que estéis tomando.




La atención junto con la comida, de lo mejorcito, bravo por interactuar con el cliente. De precio en torno a 35€, aunque depende de lo que pidas. Esta foto la encontré por las redes contesía de Madrid Confidencial, ahí mi coach y amigo José Miguel, y un servidor.

Situado en C/Menéndez Valdés 54, Madrid

Consejo nutricional: La fusión no sólo de alimentos, sino de nutrientes, es lo que tiene que tener como base toda alimentación. Déjate de disociar dietas, y de proteinizar tu día a día. Mezcla cuadros con rayas, mezcla el pan con los canónigos y la ternera a la plancha con salsa de cítrico, ¡en la fusión está el gusto!

lunes, 7 de abril de 2014

Pitt Cue Co, apto para carnívoros

Encontrar un restaurante vegetariano hoy en día es de lo más sencillo, y cada vez más son los que se suben al carro de las "falsas etiquetas" de ecológico u orgánico sin saber que significa ni lo uno ni lo otro, aunque está claro que no se puede generalizar, pero vamos, se deben de pensar que el resto de los humanos comemos plástico. ¡Ojo, que vengo calentito hoy lunes!




Nada más llegar me recordó en cierta manera a La Austriaca de Madrid, por su ambiente casero y recogido, quizás por esas cortinas de encaje que bien recuerdan a las casas de las abuelas (no las mías) y quizás también por lo reducido del local.




Allí la mayoría es carne en sus diferentes formatos y versiones, y para que te lo creas, se apoderan del refrán "del cerdo, hasta los andares", así que la fruta también viene del porcino...




Tomamos de todo un poco, careta de cerdo, ternera a la plancha, salchichas de la casa, carne de hamburguesa y pollo con salsa que bien me hizo volar mi imaginación hasta La Granja Rural Food y su pollo frito con ajos, pero este en versión inglesa.




La atención normal y de precio en torno a 30 libras por persona, agradecerle a mi buen amigo Oriol la invitación, que casualmente vino ese día a Londres por temas de curro y al cual os digo que sigáis muy de cerca, porque aparte de trabajar en el mundo de la moda, en breves se lanzará a la piscina en un campo nuevo como es la gastronomía, ¡no digo más!

Situado en 1 Newburgh St, London

Consejo nutricional: La carne hay que incluirla en la alimentación, pero no ser el Señor Dukan y alimentarse sólo de eso, proteina, proteina, proteina. En tu alimentación diaria tiene que haber todo tipo de nutrientes al igual que todo tipo de carnes.

viernes, 4 de abril de 2014

#gastrorecomendaciones Alimentaria

Ayer se puso punto y final a otra edición de Alimentaria, feria enfocada a la Alimentación y Bebidas y que se celebra anualmente en Barcelona. En ese tour español que tuve durante 5 días, me pude pasar durante el lunes por la feria a ver que se cocía. Lógicamente ir de novato tiene sus ventajas (novedades) e inconvenientes (te ves perdido). Así que intenté solventar los inconvenientes y quedé con mi amigo José Miguel (ese tío tan majo del Ministerio de Agricultura) para que ejerciese de guía y de anfitrión, agradecido es poco, #selfie para celebrarlo.




Visitamos casi todos los pabellones, hablamos sobre saludable y sabroso con el presidente de El Pozo que nos presentó su bacon de pavo o mejor dicho, su querido cerdo con plumas, ¡un placer Tomás!, celebramos el mejor queso de España, visitamos a mis colegas zamoranos de Gaza, saludamos a Ramón Freixa y fuimos a su showcooking, hablamos de zapatillas de deporte con Horacio el director de FIAB, y es que Alimentaria da para mucho, ¡hasta el próximo año señores!