jueves, 1 de diciembre de 2016

Muy. Placer en Conserva, ¡y no sólo en conserva!

No hay cosa que más me guste en un restaurante, que una buena mesa de madera maciza. La típica mesa que se usa en las matanzas (ahora que estamos en época), que perduran durante décadas y que resisten a cualquier tipo de climatología. Si a eso le añades un lugar pequeñito, lleno de botes y cosas, y donde sirvan una buena materia prima, ya soy feliz. Además ahora en diciembre apetece encerrarse en sitios así, cálidos y agradables donde resguardarnos del frío, y sino te lo compras y te lo llevas a casa, que para algo es también tienda, aparte de taberna.








Eso es lo que nos ofrece Muy placer en conserva. Si quieres llevarte a alguien "al huerto" y sorprenderle mientras os tomáis un vino y picáis unas buenas alcachofas (también es temporada), con un toque cítrico gracias a la lima, o una ensalada de ventresca con pisto o cecina de León, estás en el sitio adecuado. ¿Lo mejor? Déjate guiar por Olga y disfruta de la compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada