viernes, 29 de abril de 2016

La ensalada no siempre es verde

¡Qué gusto que el calorcito se apodere de las calles! Es un placer ver el sol hasta las 9 de la noche y disfrutar en una terraza con amigos tomándonos un refrigerio (como diría mi abuelo) mientras charlamos tranquilamente.
El calor nos hace no sólo cambiar nuestra forma de vestir, sino nuestra forma de comer. Empezamos por alimentarnos de forma más ligera, platos más sencillos y no tan elaborados como habíamos tomado en invierno, pero parece ser que los garbanzos si no es en cocido, pues como que no los tomamos, ¡y eso es un error! Tenemos que seguir consumiendo legumbres, sea la época del año que sea.

Lo mismo ocurre con las ensaladas, y de eso os quería hablar.
Cuando pensamos en verano, o en buen tiempo, nos trasportamos a comidas más ligeras como he comentado, como puede ser una ensalada, pero el problema viene cuando pensamos en ensaladas como algo verde, ahí es donde yo quería llegar.
La oferta de color y no precisamente verde, es muy amplia, así que vamos a dejar de lado la rúcula, los canónigos, la espinaca o la escarola, para potenciar otros sabores y colores. Vete eligiendo la oferta que te propongo de Deliveroo

Por ejemplo en Do Eat (poner en la nota de prensa que estas ensaladas las he realizado yo como nutricionista) podemos encontrar la ensalada Veggie que tiene como base quinoa, ese pseudo cereal del que tanto soy fan porque aporta proteínas, es bajo en índice glucémico (perfecto para diabéticos) y no contiene gluten por lo que los celiacos lo podrán tomar. Una base de semillas o cereales es una opción a la tradicional verdura de hoja verde.


Otro caso lo encontramos también en So Natural. Podemos optar por una pasta tricolor (que nos aporta energía durante el día gracias a los hidratos de carbono), con salmón y huevo cocido. No sólo nos aportarán estos 2 ingredientes proteínas de alto valor biológico, sino grasas “buenas”, grasas insaturadas, omega 3 y bastantes minerales.




Otra opción puede ser la de cuscús, en la que se incluye otro color, el rojo, gracias al tomate seco y al pimiento verde. Recuerda que por las vitaminas y los minerales, las verduras son necesarias en las ensaladas, porque si quitamos el verde tenemos que meter otra verdura.

También podemos optar por una ensalada de pimientos asados (sí, esos pimientos que tanto nos recuerdan a casa), con ventresca. En Toma pan y moja, nos ofertan esta ensalada que casa a la perfección por parte de ambos ingredientes.
La forma de cocinado de la verdura (en este caso asado), permite mantener casi intacta sus propiedades, y no nos aporta calorías extras como puede ser una fritura o un rebozado. Además de cara al buen tiempo, este tipo de ensaladas con un buen aceite de oliva, es de lo mejor que hay.

Así de fácil, nos olvidamos de la lechuga, y encontramos un arcoiris de sabores. No sólo hay que cuidar el cuerpo, sino también el paladar o sino se nos aburrirá. 


Si introduces el código COMIENDO8 al hacer tu primer pedido en Deliveroo
a los primeros 8€ vienen de regalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada