viernes, 20 de febrero de 2015

#gastrorecomendaciones Club Matador

Discreto, elitista, tranquilo, inspirador...¡y no permiten móviles! Quizás me esté jugando el tipo con este artículo (o esta foto), pero merece la pena. Hablo del Club Matador. Un proyecto impulsado por un centenar de socios fundadores que se viene arriba hace apenas un año y que tiene su punto neurálgico en plena calle Jorge Juan.




Es un lugar para ir a leer, reunirte con clientes alrededor de una pequeña mesa de comedor, o escuchar una charla del inspirador para mi por antonomasia Enrique Loewe. Un lugar donde es raro que la gente trabaje ya que allí se tiene otro concepto de hacer business, porque ¿quién dijo que no se puede hacer negocios mientras se ve una película de Almodovar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada