martes, 20 de mayo de 2014

Palacio de Anglona, blanco y negro = morcilla

Tenía pendiente visitar este curioso restaurante, pero el irme a vivir a la ciudad del Támesis y mis escasos viajes a España lo hicieron imposible, por lo que pasó directamente a la lista de "to do" a la vuelta a Madrid. Una vez medio asentado en la capital, concretamente el pasado viernes, me acerqué a degustar un poco de su carta y depositar mi confianza en el Chef.




Dentro te encuentras con un lugar de luz tenue, perfecto para cenas en buena compañía. Es lo que tienen los bajos del antiguo palacio del Príncipe de Anglona. Blanco y negro o la bipolaridad del estilo más clásico con la más rabiosa actualidad, ¡atentos a sus sillas!




Empezamos degustando una curiosa tortilla de patata (con sartén y todo) aromatizada con aceite de trufa. Con un par de gotas se puede hacer maravillas, ¡es el Chanel Nº5 de la gastronomía!
Una ensaladilla rusa con melocotón, y como sorpresa, unos canutillos de morcilla y queso brie con un toque de canela. Me gusta que en sitios tan "finolis" se mezclen alimentos tan toscos en formatos modernos.




Continuamos con una degustación de mini-hamburguesas. Destacar la de pollo, y sí, la podemos denominar hamburguesa, porque no estaba hecha a base de pechuga, sino que la carne de pollo estaba picada. Muy interesante poner rúcula en la hamburguesa y para mi me sobraron las salsas.




Como remate de la (dura) jornada, tiramisú, y una rica tarta de oreo, sí, de esas con mucho chocolate y que después te crean un cargo de conciencia...¡esas! Pero como yo no tengo conciencia, y salgo a correr por el Retiro, ¡todo está controlado!




La atención muy correcta, el vino Rioja (alavesa, eso sí) bastante interesante y de precio en torno a 20€, aunque he de agradecer a su equipo de comunicación por la invitación.

Situado en C/Segovia 13, Madrid

Consejo nutricional: La morcilla, una auténtica bomba de relojería, pero como digo yo, ¡hay que comer de todo! Aún así proporciona un buen aporte de hierro así que anémicos, incluid (un poquito) de morcilla en la dieta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada