miércoles, 14 de mayo de 2014

Casa Lita (Santander)

Año tras año, o verano tras verano, no puede faltar una visita a Casa Lita en Santander. El terraceo en el mismo Paseo de la Pereda es una cosa que se disfruta entre amigos, buena conversación y un gran surtido de tapas, ¡ah, y un tinto de verano!




Dentro de Casa Lita, te encuentras una taberna de madera, pasada por chapa y pintura y muy adecuada a los tiempos que corren (nota: fíjense en esas lámparas del SXXI). Una barra repleta de tapas que salen cada 5 minutos.
















Primera tapa, queso de Santander divirín, muy fuerte sólo apto para los amantes del queso. Quiche de setas y bacon con queso, muy jugoso. Por otro lado, un rollito con pollo. Crujiente pero en exceso sabor a pimiento. Para tapa contundente, esta de solomillo y calabacín con una buena mermelada. Esto sustituye perfectamente a un segundo porque es bastante grande. Para mi lo que ponen en las bodas llamado sorbete, yo lo llamo gilda. No hay mejor invento. Y de remate (o postre), jamón con borraja, tenemos que potenciar más esta verdura.




La atención normal, al fin y al cabo vivimos al grito de la tapa y a la espera de las demás. De precio en torno a 15€ en este caso, pero lógicamente depende de las tapas que se pidan.

Situado en Paseo de la Pereda 37, Santander

Consejo nutricional: El formato tapa es una manera de comer variado, equilibrado y lo justo de cada alimento, eso sí, control con las cantidades, que comemos, comemos y no nos damos cuenta de que el estómago se nos ha llenado.

2 comentarios:

  1. Mmmm todo, me lo pido todo! Y estas horas ¬¬ #tortura2.0

    ResponderEliminar
  2. Las gildas con una cervecita, ¡qué buenas!

    ResponderEliminar