viernes, 13 de noviembre de 2015

Aire, para echar a volar de placer

Tenía unas ganas enormes de ir a este restaurante, y finalmente fuí.
Aire es un lugar cálido, perfecto en la época en la que estamos. Un lugar acogedor, troncos de madera, metal, y mesas antiguas, chimenea y una cocina abierta al público, algo muy poco habitual (aunque cada vez más visto) en Madrid.
Aire hace alusión a esa cocina de temporada, allí sirven todo lo que vuela, todo lo que tiene alas o plumas, todo lo que hace "pio pio", Aire es un restaurante al que hay que ir ahora.




NUTRICIÓN

¿QUÉ? Pues la ensalada de perdiz está genial, un bloque de foie con cebolla caramelizada muy bien conseguido y perfecto para compartir. La codorniz en tempura (foto) es algo obligatorio, es sabroso, jugoso y sí es tempura pero tan fino hecho que no se admite decir que es un plato graso.
Para uno mismo o en tema de segundos, se puede optar por los espetos o rotisserie como el pichón o coquelet con unos acompañamientos muy apetecibles, escalivada a la brasa o unas verduras al vapor, aparte de las famosas patatatas fritas.

¿QUIÉN? Los amantes de las aves, los cazadores de caza menor, en Aire encontrarán un lugar donde la jugosidad del animal pequeño es su base, el cocinado es su guinda. Si te gusta la cocina a la brasa, o si eres un carnívoro empedernido apuesta por los segundos, incluso por algún entrante.
Los japonísimos, las salsas tienen toques nipones y casan bastante bien con la carne, al igual que las especias (mucha hoja) que usan para aderezar los platos.

Situado en C/ Orfila 7, Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada