martes, 6 de octubre de 2015

Botín, ¡el más antiguo del mundo!

Estáis leyendo sobre el restaurante más antiguo del mundo, ¡ahí es nada! Cuando fuí a Botín hará ya varios meses la emoción me recorría todo el cuerpo, es algo emblemático como subir al Empire State, o bañarte en el Mar Muerto...algo que has oido hablar mucho y que tienes ganas de decir "yo estuve allí".




Pues sí, yo estuve en Botín, un lugar castizo, antiguo, con historia y solera por todos los rincones (casi 300 años de antiguedad son muchos años), con guiris, tuna y todo el repertorio "made in spain" que te puedes imaginar, un lugar curioso cuanto menos.




Desde mi punto de vista, Botín se parece bastante al famoso Landa, o por lo menos pedimos lo mismo que comemos cada vez que vamos allí. Y es que una morcilla de Burgos no hay ser humano que se la salte. Perfectamente frita y crujiente por fuera.




Aquí un servidor iba con hambre (como siempre) y se pidió una sopa castellana con su huevo y todo. Sinceramente me faltó más cuerpo en este plato, me gustan más contundentes, y potentes, las vi flojitas.




Y de segundo cordero asado con su patata asada, una patata pequeñita la mar de rica. El cordero estaba bien, crujiente y suave por dentro pero tampoco para tirar cohetes, el de Valladolid de El Figón de Recoletos es mucho mejor, ¡mantequilla pura!




De postre flan casero con bien de nata que me pareció brutal eso sí. La atención correcta (tienen mucho bagaje detrás) y de precio en torno a 60€ con vino incluido.

Situado en C/ Cuchilleros 17, Madrid

Consejo nutricional: La morcilla es el plato estrella (junto con el hígado) para aquellas personas con el hierro bajo aparte de un buen aporte de proteinas. Eso sí, no nos podemos olvidar que es un embutido y con un aporte calórico bastante alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada