martes, 22 de septiembre de 2015

¿Por qué siempre tengo hambre?

No es que yo me lo pregunte, que también, sino que es una pregunta que me hacen muchos pacientes en consulta y yo creo que es algo que les desespera mucho más que la barriga que no les deja ver los pies, o la celulitis del culo, ¿por qué siempre tienen hambre?

Se puede considerar ansiedad (depende de las circunstancias de la vida de cada uno), se puede considerar aburrimiento, se puede considerar tristeza, o incluso se puede considerar felicidad...¿o se debería llamar emociones?




Siempre que tenemos malas emociones recurrimos a la comida. Me ha salido mal un examen, he discutido con mi pareja o tu jefe te ha pasado un marrón impresionante...¡o tu suegra te la tiene guardada!, todos son posibles. Con esto quiero llegar a un punto, y es que utilizamos la comida como regulador de nuestras emociones, es nuestra llave inglesa particular que sí podemos manejar y sabemos utilizar.

Lógicamente estas emociones no nos hacen tener hambre, quiero decir, el hambre fisiológico no aparece, lo que tenemos es hambre emocional. Tenemos que empezar a saber distinguir entre estos 2 tipos de hambre y saciar el fisiológico y no el emocional, de esta manera regularemos las ingestas que tanto descalabros de peso nos provocan. Si, si, parece muy fácil decirlo pero para ello se necesita un poco de ayuda está claro. Yo soy nutricionista, así que ya sabéis.

1 comentario:

  1. Y nos plantas unos pimientos con raxo y patatas, ya te vale.

    ResponderEliminar