jueves, 10 de septiembre de 2015

El perro y la galleta, all in al postre

Con ese nombre no hay lugar a dudas. Pueden entrar los perros y seguro que vamos a comer galletas. Este nuevo local de la familia Fontaneda tiene una amplia colección de radios y bastones del abuelo en su interior. Un sitio acogedor y mono que me descubrió las bodegas Otazu hace ya un mes.




NUTRICIÓN

¿QUÉ? La variedad es amplia. Desde pez mantequilla (ese pez azul que va de blanco y es rico en omegas), unas croquetas de varios tipos (sé que es rebozado pero un día no hace daño), cocas hasta una buena carne como puede ser un solomillo, una buena carne roja con chute de hierro y rica en proteínas de alto valor biológico. Los platos siempre con una guarnición muy interesante. Pero donde realmente triunfan y lógicamente "de casta le viene al galgo" son los postres, galleta María Fontaneda incluida.

¿QUIÉN? Realmente lo veganos lo tienen complicado aunque existe un tomate con buen AOVE que quita el sentido, al igual que una ensalada con manzana y apio, ¡eso si, hay coca de cherry, calabacín y berenjena! Para los más golosos, los postres serán su debilidad (abstenerse diabéticos). Brownie, tarta de chocolate, frutos rojos...

Situado en C/ Claudio Coello 1, Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada