lunes, 10 de agosto de 2015

Metro Bistró, carácter latino

Quizás el descubrimiento del año. Metró Bistró me parece que hace un remix de diferentes culturas, ingredientes y sabores sin salirte un esperpento de plato. De Matías Smith, un gran chef aventurero y osado en la cocina que se recicla y recicla sus platos. 




El pan lo hacen ellos, con las rayaduras que sobran de las naranjas. Sorbete de apio y parmesano. Buenos aceites, arbequina y picual. Aquí te encuentras un menú latino, fresco y vivo que cambia según la temporada del año.




Ceviche de vieira patagónica. Buena salsa y buenas piezas de vieiras. Si otro valor hay que destacar de Matías es su sabiduría con los maridajes, ¡los domina a la perfección! Doy fe de ello.




Ensalada de quinoa crujiente. Bravo por la quinoa. Plato refrescante y contundente. La nueva menestra.




Hongos confitados con chalotas y trompetas negras crujientes, ¡ay las trompetas! Platos ligeros y nada pesados de digerir. Yo seguía flipando con el espectáculo.




Raya crujiente, ensalada de escarola y vinagreta de ajo negro. Suave y ligero el rebozado.




Aquí lo que comentaba, un as con los vinos.




Carrillera ibérica con cacao de la selva. ¿A quién se le ocurre rallarle cacao a una carrillera? Lo sorprendente es que no sabía nada dulce, notas amargas que fusionaban con la jugosidad de la carne.




Y de postres, almíbar de frutos del bosque, mousse de mango y caramelitos de violeta. Muy cremoso y con un chute de sabor.




Tat-crumble de manzana, helado de vainilla y caramelo de haba tonka. No soy muy fan de la apple pie ni de postres con manzana...así que aquí no podría ser objetivo.




Chocolate en rama con rayadura de lima. Con este postre ya me ganó aunque como toque personal, yo le recomendaría una de estas 2 cosas, sal o aceite.
Atención maravillosa y atenta. Y el precio medio de este menú degustación (sin maridaje) ronda los 28€, muy muy recomendable.

Situado en C/ Evaristo San Miguel 21, Madrid

Consejo nutricional: La quinoa, ese pseudocereal que es mano de santo. Apto para celiacos ya que no tiene gluten, perfecto para diabéticos por su bajo índice glucémico y el chuletón de los veganos por su alto contenido en proteínas, ¡ahí es nada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada