martes, 21 de abril de 2015

ENE 50, acogedor para compartir

Un sitio acogedor, con una mesa tocinera que quita el sentido y un ambiente tranquilo (hasta que llega el afterwork) se encuentra en el centro de Madrid, ENE 50, un lugar donde compartir platos con el de enfrente, y pedir pizzas, niguiris de patata o un maravilloso pez mantequilla, porque aquí hemos venido a compartir.




En este pequeño local con apenas 3 meses, descubres una buena cocina que no sólo es apañada para acompañar con una copa, hay que acompañarla de un buen amigo.








Niguiris de salmón, pez mantequilla y atún con unos generosos trozos de pescado, ¡pero muy muy generosos he de decir! Antes empezamos con un bocado de niguiri de patata y un tataki de tomate acompañado de aceitunas negras y algún fruto seco, así sí.




Un sabroso ceviche de pulpo con una más que intensa salsa, y como no estamos en un restaurante finoles, ¡a mojar el pan y a chuparse los dedos!




Pez mantequilla, ese pescado azúl que va de blanco. Una buena ración acompañada de pisto, que empezamos a estar en época de este plato. Me gusta que este tipo de platos se acompañen de un pisto, algo tan casero y tradicional, ¡volvemos a los orígenes!




Y para rematar la jugada, pizza con trufa negra y boletus. Vuelvo a repetir, en ENE 50, los ingredientes son muy generosos, no escatiman en nada. Y la pizza crujiente y en formato cuadrado, perfecta para compartir.




Brindemos con un coctel quemado y con frambuesa, frutas diferentes, y postres diferentes. La atención muy atenta, y lo mejor este te recomiendan que pedir y donde parar, que en pocos sitios lo hacen. De precio en torno a 25€.

Situado en C/ Narváez 50, Madrid

Consejo nutricional: El pisto es una buena forma de comer verduras y más en este tiempo. Dejemos la parrillada de verduras de lado y empecemos a apostar por el pisto tanto por platos de primero como por acompañamiento en los segundos. Un buen chute de vitaminas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada