lunes, 3 de marzo de 2014

L'eau a La Bouchete, hello Post-Hipsters!

¿No sabes que hacer un domingo en Londres? Pues muy fácil, ir al Broadway Market. Olvídate del moderno Shoreditch y mucho menos de Candem, eso es guirilandia, y tú hoy eres un post-hipster de la vida, muy en sintonía con el restaurante de Brooklyn que recomendé el viernes. No queremos lo que se lleva ahora, nos queremos adelantar y queremos ser muy 2015 #foodhunter




Este mercado es famoso (bueno, realmente lo que mola es que no es famoso) por su variedad de puestos, te venden un abrigo de piel de segunda mano, jabones naturales o queso feta al peso...en una calle en la que el tope de edad son los treintaytantos. Restaurantes con encanto muy british, de esos que valoran un desconchón en la pared y lo hacen tendencia. Gente sacada de película británica rollo 70's, que por cierto es lo que se va a llevar el próximo año #foodhunter




L'eau de La Bourchete es conocido por su mesa central donde cogerte tú mismo la comida, también por su otra mesa de madera, la corrida, donde bien a gusto entran 12 personas, y lo interesante de sentarte al lado de alguien que no conozcas.
Cuscús, ensaladas, sandwiches, cremas o quinoa son platos que allí te puedes encontrar. El arroz no lo hacen bueno, y además les encanta servirlo frío, así que conmigo que no cuenten. Las cremas buenas, y las ensaladas diferentes, son tan guays que han vuelto a poner de moda la lechuga.




Y para rematar, tienen tienda. Nos encanta el tema home made, el rollo eco, y que veamos una foto del agricultor (aunque sea mentira) que produce los tomates, y si es en bolsa de papel, mucho mejor. La atención está bien, gente moderna e inexperta que se monta un chiringuito como si yo monto una peluquería, aún así tiene su gracia. De precio en torno a 10 libras. No lo dejes pasar porque en 2015 será moda y lógicamente lo habrán chapado.

Situado en 35-37 Broadway Market, London

Consejo nutricional: Elegir nosotros la comida tiene sus ventajas e inconvenientes. Muchas veces comemos con los ojos y hay que pararse a pensar unos segundos. Mejor que el plato que te sirvas sea escaso, ¡siempre podrás repetir!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada