martes, 17 de diciembre de 2013

El Mollete, mantel de cuadros como en casa

De vuelta a España (primera parada Madrid) por Navidad, no puedo estar más feliz y contento de poder comerme un bocadillo de jamón sin tener que empeñar un riñón, o de tomarme (y mira que no es época) unos tomates con sabor a tomate y no a porexpan.




Este lugar con nombre de pan creo que es uno de esos lugares con más encanto ahora en Madrid. Dejando de lado la estética y teniendo una buena base de taberna y mantel de cuadros rojo, lo que te puedes encontrar allí dentro es un ambiente de toda la vida donde la cocina (a las órdenes de una familia) se hace con mimo y cariño.




Esos típicos sitios con fotos de famosos en las paredes...no sé si muchas veces causan encanto o repelús, pero sí es verdad que la mayoría de restaurantes que los tienen, se come muy bien, ¿una estética de garantía? Mantel de cuadros, paredes neoyorkinas de ladrillo y techos bajos con buenas vigas de madera.




Importante pedir alcachofas hechas con una salsa especial. Jugosas y sabrosas muy similares a las que ponen en La Bodega de Ardosa (mejor tortilla de Madrid). En Los Gallos, también ponen unas buenas alcachofas pero de otro estilo. Olvídate de la dieta de la alcachofa, y sigue ¡ESTA dieta de la alcachofa!




Para continuar, unos huevos rotos. En Valladolid hay un sitio que te los pone exquisitos, y es un plus lo de la sartén, pero aquí el pimentón es caballo ganador. Como buen zamorano, doy mucha importancia a este tipo de condimentos, así que ni los huevos que ponen en El Viejo Madrid (que sí, que también están muy buenos).




Albóndigas. Plato que jamás como fuera de casa, sólo me fío de las de mi madre, y es que mucha gente por ahí sustituye la salsa de unas buenas albóndigas por una especie de "salsa de tomate" (sin comentarios). Arriesgamos, y ganamos. Caseras y con una salsa que lleva como base el vino blanco, laurel, harina y un buen "majado" de mortero, ¡de madera a ser posible!




Y como colofón final (y con calzador), secreto ibérico. Perfecto de sal, con un acompañamiento a base de patatas que va de maravilla.

Atención muy buena (les encanta Zamora), precio en torno a 30€, no es barato, pero es uno de los restaurantes (no conocidos) donde mejor se come de Madrid.

Situado en C/Bola 4, Madrid

Consejo nutricional: La alcachofa seguro que no la conocéis más allá de la mala prensa que han hecho con "la dieta de la alcachofa", pero sí señores, no es un comprimido, ¡es un alimento! Rica en vitaminas y minerales como podéis ver es una verdura que se presta a la multitud de formas de cocinado, ya sea como guiso, a la plancha o acompañamiento.

2 comentarios:

  1. Tienen una sopa de cocida muy muy buena y sobre todo ¡¡¡¡me encanta que todo es casero!!!!

    ResponderEliminar